Revelan método para crear celulosa nanocristalina usando bacterias, agua y luz #ciencia

(CC) Stuck in Customs

Hace unos meses atrás les contamos acerca de la celulosa nanocristalina, un material que se obtiene procesando pulpa de celulosa común, y que logra una resistencia como el Kevlar, es biodegradable, conduce la electricidad y es más fuerte que el acero. ”Es la versión natural y renovable de los nanotubos de carbono, pero a una fracción de su precio“, afirman los especialistas.

Pese a que hay ciertas dificultades para llegar a producirla a nivel industrial (hay muy pocas fábricas en el mundo que elaboran celulosa nanocristalina, también conocida como nanocelulosa, la que estiman que será una industria que moverá US$ 600.000 millones para el año 2020), los últimos descubrimientos sugieren que podríamos producir celulosa nanocristalina en masa utilizando solo agua y luz solar.

El asunto es que si bien la celulosa es el polímero orgánico más abundante de la Tierra, muy pocos organismos vivos son capaces de sintetizarla y secretar celulosa en su forma original de nanoestructuras de microfibras (lo que sería la celulosa nanocristalina), separándolas de otros polímeros de la madera como la lignina y la hemicelulosa.

Sin embargo, científicos estadounidenses anunciaron que encontraron un nuevo método para producir nanocelulosa utilizando algas genéticamente modificadas de la familia de bacterias que producen el vinagre, el té de Kombucha y la nata de coco. En contraste, si bien el método actual es relativamente económico, requiere de muchos recursos pues se debe realizar un trabajo intenso de compresión de celulosa.

Uno de los autores del estudio, Malcolm Brown, profesor de biología en la Universidad de Texas en Austin, afirmó al presentar los resultados de su estudio que es un gran paso adelante para alcanzar “uno de los descubrimientos más importantes de la botánica“, pues consiste en un método muy amigable con el medio ambiente y extremadamente eficiente, donde solo se requieren ciertas algas, agua y luz solar.

Las algas genéticamente modificadas, conocidas como cyanobacterias, son completamente autosuficientes y producen su propia comida de la luz solar y el agua, absorbiendo dióxido de carbono de la atmósfera y ofreciendo una forma bastante innovadora de producir el preciado material. Lamentablemente, los autores del estudio estiman que este descubrimiento se podría adoptar de forma masiva “entre unos cinco y diez años más“.

Links:

Engineering algae to make the ‘wonder material’ nanocellulose for biofuels and more (EurekAlert.org)

Can we grow a stronger-than-steel ‘wonder material’ to save the world? (The Verge)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s