Pasó un año sin #Internet y “sobrevivió” para contarlo

En este mundo hiperconectado… ¿es posible vivir sin Internet? Un redactor del popular blog de tecnología estadounidense The Verge se propuso el curioso experimento de desconectarse un año de la Web, y “sobrevivir” para contarlo. Y lo logró.

Paul Miller tiene 26 años. El 1° de mayo de 2012 emprendió su aventura. “Lo hice pensando que Internet me estaba haciendo improductivo, que estaba ‘corrompiendo mi alma'”, dice Miller, quien durante 365 días se convirtió en una persona “Internet free”. Jura que pasó todo ese tiempo sin chequear el correo, navegar por Internet ni utilizar ninguna red social. Volvió al mundo online hace una semana, el 1° de mayo, y en el blog contó su experiencia.

Al principio, dice Miller, estaba contento con el cambio. “Mi vida se lleno de acontecimientos: encuentros con personas en la vida real, paseos en bici, y literatura griega. Sin saber cómo, escribí la mitad de mi novela y conseguí entregar mi artículo a tiempo cada semana”, cuenta. Sin embargo, empezaron a aparecer las complicaciones: “Es difícil decir qué cambió exactamente. Supongo que en los primeros meses estaba tan bien porque sentía la ausencia de las presiones de Internet. Mi libertad era tangible. Pero cuando dejé de mirar mi vida en el contexto de ‘Yo no uso Internet’, la existencia offline se me antojó vulgar y sacó lo peor de mí”. Durante el experimento, su mejor amigo se mudó a China y dejaron de conectarse, al igual que con un compañero que cambió de trabajo y a quien le perdió el rastro.

En este año, una conferencia en Nueva York a la que asistió le resultó reveladora. Allí, el teórico de la red Nathan Jurgenson habló sobre cómo hay “mucha realidad en lo virtual y mucha virtualidad en lo real”. Así, Paul entendió que Internet es parte de su vida. Así lo cuenta él: “No voy a decir que mi vida era diferente sin Internet, pero tampoco era la vida real”. La experiencia le dejó a Miller siete kilos menos y mucho para opinar sobre la incidencia de la Web en nuestras vidas. “Cuando vuelva a Internet, quizás no la use bien. Quizás gaste tiempo, o me distraiga, o clickee en los links equivocados. No tendré tanto tiempo para leer, para la introspección o para escribir la gran novela de ciencia ficción americana. Pero por lo menos, estaré conectado”, concluye su reportaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s