Ciudades del futuro imaginadas en el pasado año 2000

robida 1882--

Como cierre de esta serie de artículos relacionados con las visiones de sociedades del futuro, vamos a ir un poco más atrás en el tiempo, donde la sociedad tal como la conocemos en la actualidad, algo que comenzó a tomar forma a principios del siglo XX, todavía conservaba aspectos coloniales e incluso medievales, lo que limitaba quizás un poco su visión de lo que vendría en los próximos años.

Esta limitación de la que hablamos no está relacionada con la capacidad o aptitud del ser humano del siglo XIX, sino por los inesperados, o poco previsibles hechos históricos, como la revolución industrial (la segunda) y las grandes guerras mundiales, que provocaron grandes saltos tecnológicos y rotundos cambios en la forma de vida de esos tiempos.

Hogares, vestimenta, productos de consumo, alimentación, medios de transporte, absolutamente todo cambió con los avances tecnológicos logrados durante los primeros años del siglo XX, hechos que de no ser por las trágicas guerras mundiales, quizás no habrían progresado al vertiginoso ritmo que lo hicieron.

Pero cuando el mundo era todavía un paraíso para unos pocos, donde todavía había mucho por descubrir y la imaginación predominaba por sobre gran parte de los avances tecnológicos y científicos, algunos artistas, inventores y académicos pensaban en el futuro.

Algo que desvelaba a la sociedad del siglo XIX era el año 2000. El cambio de milenio fue durante siglos un enigma, tanto por las expectativas como por el miedo que generaba. Los más agnósticos se concentraron en cuestiones puramente científico-tecnológicas y se aventuraron a imaginar cómo sería la vida en la Tierra apenas cien años en el futuro.

En estas series de láminas y tarjetas postales, se nota la fuerte influencia de los logros de esos tiempos, y tal como mencionábamos antes, la escasa visión del futuro de la mayoría de la sociedad, salvo excepciones como Leonardo Da Vinci, Tesla, Edison o Graham Bell, entre tantos otros.

El año 2000 según los alemanes

Entre las imágenes que queremos destacar encontramos una serie de postales diseñadas por la marca alemana de chocolates Hildebrand, alrededor del año 1900, la cual no menciona a su autor ni a quienes pensaron esta visión del año 2000, pero que sin dudas, a pesar de algunas ideas graciosas, muestra otras que coinciden perfectamente con la realidad actual, como la cámara de vigilancia a través de una pared o el proyector de espectáculos.

El año 2000 según los franceses: Albert Robida

Francia era una gran potencia mundial en el siglo XIX y por supuesto, también tuvo sus grandes visiones del futuro, como tantas otras, decoradas con el aire imperialista que vivían estos poderosos. El ilustrador e inventor francés Albert Robida quizás no fue tan conocido como Julio Verne, pero contribuyó desde su arte al imaginario colectivo que sentía curiosidad por el futuro.

Sus litografías datan de una fecha entre 1882 y 1892, aunque no existe una certeza de su creación exacta. Lo más cercano es una publicación creada por Robida de nombre La Vie Électrique, donde aparecen estas ilustraciones y se encuentra fechada en 1882 en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, aunque se estima que este libro haya sido publicado más cerca de 1890.

Nuevamente la obsesión por volar se hace presente en una París imaginada en el año 2000, con el Arco del Triunfo de fondo (construido entre 1806 y 1836) pero sin la Torre Eiffel, presentada en la Exposición Universal de 1889, lo que le daría más crédito al año 1882 como fecha de creación de estas ilustraciones. A pesar de eso, en la portada del libro de Robida, ya se ve una estructura similar a la torre parisina pero cumpliendo funciones de faro.

Albert Robida ha sido redescubierto hace pocos años atrás gracias a la difusión de su trilogía de anticipación, tres ediciones con ilustraciones que recreaban el futuro: Le Vingtième Siècle (1883), La Guerre au vingtième siècle (1887), Le Vingtième Siècle. La vie électrique (1890). Estas obras le valieron la comparación con Julio Verne, aunque quienes estudiaron su obra destacan que, contrario a lo que Verne propone en sus inventos extraordinarios, Robida integra estos avances a la vida cotidiana, e incluso sus usos y costumbres (salidas sociales, vacaciones, sobrepoblación, entre otros) así como también la integración de la mujer como un actor más en la sociedad victoriana.

Como visionario del futuro, Albert Robida se adelantó a todas las premoniciones recreando en más de 500 ilustraciones la Segunda Guerra Mundial, con un nivel de detalles estremecedor, y que fueran publicadas en una serie de novelas de aventura para jóvenes en 1908. En esta novela Robida incluso detalla el ataque alemán a Londres y la cruenta guerra entre Japón y Estados Unidos.

 

El año 2000 según los franceses: Jean-Marc Côté

Otro francés, en este caso el artista e ilustrador comercial Jean-Marc Côté, realizó una serie de 50 cartas alrededor del año 1899, por encargo de una fábrica de juguetes o de cigarrillos, algo que la Biblioteca Nacional de Francia no confirma. Estas ilustraciones nunca fueron lanzadas ya que la empresa que hizo el encargo cerró antes del lanzamiento de sus productos. Pero el trabajo de Côté fue preservado y obtuvo tal repercusión muchos años después que el mismísimo Isaac Asimov escribió el libro “Futuredays” (1986), donde analiza en forma detallada cada una de las tarjetas y los artefactos retro futuristas que aparecen, dentro de un contexto histórico moderno.

 

Como vimos en varias de las ilustraciones, la obsesión en el siglo XIX pasaba por volar, hecho que coincide con los mayores avances que se lograron en el campo de la aviación, de la mano de miles de pioneros que arriesgaban sus vidas para lograr un prototipo sustentable.

Sin embargo, estas visiones resultaron ser bastante acotadas en su alcance, en especial las relacionadas con los cambios en la moda o los objetos de consumo habituales. Esto nos deja pensando en qué tipo de sorpresas nos deparará el futuro cercano a quienes imaginamos autos voladores, robots asistentes y paseos de fin de semana a Marte, lo que hace del futuro un lugar mucho más interesante.


GALERÍA FOTOGRÁFICA

Guerre_Infernale_No_02_Jan-Feb_1908
GuerreInfernale03m
La guerre infernale
1899 chicks_Cote
1899 french food_Cote
1899 hunting_Cote

Links:

– Postcards show the year 2000 (circa 1900)
– The year 2000 according to Hildebrand Chocolate
– Going to the opera in the year 2000 (1882)
– El siglo XX de Albert Robida
– Albert Robida, visionnaire de la societé du futur
– Jean-Marc Côté’s visions of the year 2000 (1899)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s