La agencia de Inteligencia británica #GCHQ estaría interceptando la información que viaja a través de #Internet

(cc) Defence Images / Flickr

(cc) Defence Images / Flickr

La agencia de Inteligencia británica, Government Communications Headquarters (GCHQ) estaría interceptando la información que viaja a través de Internet directamente desde las líneas de fibra óptica, lo que le permitiría acceder a e-mails, publicaciones en redes sociales, chat, videos, llamadas y más. La revelación viene de documentos compartidos por Edward Snowden – quien reveló la existencia del programa PRISM en Estados Unidos – al diario The Guardian.

El programa británico se llama Tempora, y está estructurado para compartir información entre Reino Unido y la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) en EE.UU. Entre ambas agencias, se estima que 850.000 personas estarían autorizadas para acceder a los datos.

El programa Tempora habría comenzado hace 18 meses, durante los cuales GCHQ recolectó información de todo tipo (desde posteos en Facebook a la actividad de un usuario en Internet). Los datos luego son analizados y almacenados por hasta 30 días. La información habría permitido “grandes avances en detectar y prevenir crímenes serios”, dice el periódico.

Snowden indica a The Guardian que los datos recolectados por GCHQ corresponden a personas sospechosas y también a inocentes que no han hecho nada.

Según el periódico británico, la GCHQ comenzó con este plan hace más de cinco años, instalando sondas para interceptar datos en cables transatlánticos de fibra óptica en el lugar donde están conectados a tierra en las costas británicas. Los documentos que pudo observar el diario “sugieren que algunas compañías recibieron pagos por los costos de su cooperación” en este ámbito. Los acuerdos se realizaron de forma secreta con las empresas.

El periódico asegura que las compañías fueron obligadas a cooperar y que tienen prohibido revelar que recibieron órdenes forzándolos a permitir el acceso de la GCHQ.

De acuerdo a una fuente anónima consultada por el diario, la agencia no revisa toda la información que viaja por el cable, sino que se centra en algunos criterios, dejando pasar a la mayor parte del tráfico sin siquiera mirarla. Aunque la GCHQ parece pensar que opera cumpliendo la ley, la legitimidad de una operación a esta escala es dudosa, habiendo logrado los permisos aparentemente utilizando resquicios legales. Según el periódico, la GCHQ tendría más de 200 cables de fibra óptica intervenidos.

LinkGCHQ taps fibre-optic cables for secret access to world’s communications (The Guardian)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s