Los videos de Youtube de Fans producen mas dinero que los oficiales

 (cc) Jonas Bengtsson / Flickr

Un reporte de la IFPI señala que los titulares de derechos de autor obtienen más ganancias por videos subidos por fans que son monetizados en vez de bloqueados.

Las políticas de YouTube permiten que los titulares de derechos de autor decidan lo que debe hacer el servicio con los vídeos que coincidan con material protegido. Esto es posible gracias al sistema de identificación de contenido, conocido como ContentID, el cual utiliza una base de datos para encontrar similitudes entre un video subido por cualquier usuario y los archivos cuyos derechos de autor se encuentren restringidos.

Una vez que el sistema encuentra una coincidencia, aplica una acción en función de la elección del titular de los derechos. ContentID ofrece tres opciones:

  • Monetizar. Puede presentar anuncios antes o alrededor del reproductor. También puede utilizar enlaces promocionales.
  • Bloquear. Puede variar en función de la localización geográfica y puede provocar que el video no sea reproducido o su audio sea silenciado.
  • Seguir. No afecta al video de ninguna forma. Las estadísticas de reproducción del video aparecerán en la cuenta de YouTube Analytics del titular de los derechos.

El reporte de música digital 2014 producido por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (International Federation of the Phonographic Industry, IFPI) señala que estas nuevas formas de administrar contenidos subidos por los usuarios ha favorecido el crecimiento de ingresos para los titulares de los derechos de autor. El director global de negocios digitales de Universal Music Group, Francis Keeling, coincide con el planteamiento:

El contenido generado por los usuarios, que incluye mashups y videos musicales hechos por fans, están generando más dinero para los sellos discográficos que los videos oficiales publicados por éstos

Gran parte del éxito de estas medidas se deben a que YouTube las está implementando prácticamente en todos los países del mundo. El reporte indica que durante 2013, la plataforma incluyó a 12 nuevos mercados, incluyendo a Chile, Corea del Sur y Suecia.

Las declaraciones de Keeling muestran que la industria discográfica no solamente está pensando en perseguir a quienes utilicen material protegido por derechos de autor y bloquear sus obras derivadas. Incluso compartió su emoción al señalar:

Estamos muy entusiasmados con la creatividad de los consumidores que utilizan nuestro repertorio y crean sus propias versiones de nuestros videos

Los datos revelados por la IFPI coinciden con lo señalado hace unas semanas por el vicepresidente de contenidos de YouTube en Google, Tom Pickett, quien indicó que YouTube le ha pagado más de USD$1.000 millones a la industria musical en “todos estos últimos años”.

Link: The star